SILVIA DEL CASO

Te tengo que contar quién soy ¡que vértigo!

Soy psicóloga y trabajo en mi consulta privada desde hace años.
Eso dice que me gusta entender a los demás y entenderme a mí misma. Felizmente casada con el mismo hombre desde hace mucho tiempo y sin hijos, eso parece que hay que contarlo.

Hija de una larga estirpe de mujeres luchadoras y, tal vez, demasiado exigentes con ellas mismas. La salud como equilibrio de cuerpo-emoción y mente es parte de mi filosofía de vida. He tenido la ventaja de ser educada con esa visión del ser humano.

Sin embargo ¿que me puede definir ahora? Yo diría que, por fin, comienzo a sentirme libre y en paz conmigo misma. Puede parecer utópico, pero no es fruto de la casualidad o de la suerte, sino de la firme convicción de que es posible mejorar día a día.

Gracias a esta larga experiencia sé que es posible avanzar en la vida sin que sea imprescindible sufrir. Esto es en esencia lo que quiero compartir. Y sobre todo, creo que como dice una mujer sabia que me ha ayudado en el camino: ¡Lo mejor está aún por llegar!

Te invito a acompañarme.